Ciro

Andres Ciro Martinez

En la actualidad es uno de los máximos referentes del rock nacional y uno de los artistas más convocantes de la Argentina con su banda Ciro y Los Persas. Durante 20 años fue el cantante y frontman de Los Piojos.

Andrés Ciro Martínez nació el 11 de febrero de 1968 en Villa del Parque y a los 10 años se mudó con su familia a Ciudad Jardín, barrio que todavía elije para vivir. Su primer contacto con el público sobre un escenario fue en un acto escolar en la Escuela 28 de Ciudad Jardín. Junto a un grupo de chicos bailaron la canción Stayin’ Alive de Bee Gees, inmediatamente se paró adelante del escenario y comenzó a bailar al estilo de John Travolta en la película Fiebre de sábado por la noche. Al finalizar, Ciro sintió una ovación que hasta ese momento nunca había experimentado.

A partir de ese momento algo comenzó a despertar en su interior. Primero probó con el teatro, estudió un tiempo en El Baldío de Ciudad Jardín, y luego siguió con la música. Con el tiempo uniría esas dos pasiones para convertirse en uno de los artistas más completos arriba de un escenario, principalmente por su carisma inigualable.

Comenzó con la música a los 12 años, cuando su papá le regaló su primera armónica, la misma que años más tarde le regalaría a Diego Armando Maradona en un recital. De chico mamó el blues, el rock and roll y tomó a The Rolling Stones como sus referentes.

A fines de los 80 un amigo del barrio, Pablo Guerra, lo invitó a ensayar con su banda que estaba arrancando de a poco. Así, se sumó a Los Piojos como bajista tras las reiteradas ausencias de Micky (Miguel Ángel Rodríguez). Cuando Micky retomó el bajo Ciro siguió en la banda tocando la armónica en algunas canciones, hasta que se hizo cargo de la voz en reemplazo de Diego Chávez.

Su primer recital como cantante de Los Piojos fue en el bar Ma Baker en De los Jacarandaes 3029, Ciudad Jardín, donde hoy funciona la bicicletería Rodados Ballester. Por aquella época tocaban en bares de la zona, pub y lugares emblemáticos del barrio, como la Plaza de los Aviadores, Plaza Plate o el club AFALP.

Más tarde, Gustavo Kupinski (Tavo) reemplazó a Pablo Guerra en la guitarra que continuó su carrera con otra banda de la zona: “Los Caballeros de la Quema”. Andrés Ciro Martínez en voz y armónica, Gustavo Kupinski en guitarra, Miguel Ángel Rodríguez “Micky” en bajo, Daniel Buira en batería y Daniel “Piti” Fernández en guitarra sería la formación de Los Piojos que quedaría grabada para siempre en el corazón de los fanáticos.

Luego del éxito de su primer disco de estudio, “Chactuchac” (1992), Los Piojos alquilaron una casa en la esquina de Avenida Libertad y Palazzo. Allí convivían y ensayaban todos los días. En esos años crearon su segundo y tercer disco: “Ay, ay, ay” y “Tercer Arco”. La canción “Esquina Libertad” es un homenaje a ese lugar y a una de las calles más lindas del barrio:

“…Larga calle de Libertad, tantas curvas te siento; vi encerrado un ombú gritar, el ombú que da el tiempo. No hay carteles para saber cuál será tu sendero; como la arena debe ser, como el aire de enero…” (Esquina Libertad – Tercer Arco – 1996)
Hacia fines de los noventa, Los Piojos se convirtieron en una de las bandas más influyentes del Rock Nacional por su poder de convocatoria y la venta de álbumes, pero principalmente por su rica discografía plagada de éxitos que están en el corazón de todos los argentinos.

Luego de la separación de la banda en 2009 cada uno continuó con nuevos proyectos y Ciro permaneció en la máxima escena del rock nacional con “Ciro y los Persas”. Con su nueva banda Ciro grabó tres discos de estudio: Espejos (2010), 27 (2012) y Naranja persa (2016/18) y volvió a repetir los mismos logros que había alcanzado con Los Piojos: giras nacionales e internacionales, llenar el estadio de River Plate y ser telonero de The Rolling Stones.

En 2018 apareció por sorpresa en la Escuela 28 para tocar con su banda en un acto escolar por el 70 aniversario. “Estoy más nervioso que cuando toqué en River”, dijo antes de volver a pisar el escenario de su infancia. Al año siguiente volvió a sorprender a todo el barrio cuando con sus ex compañeros Dani Buira y Micky volvió a tocar algunos temas de Los Piojos en el 75 aniversario de Ciudad Jardín, el lugar que los vio nacer.